Soplado ¿las ciudades se hunden o se cubren? / Colectivo Autoart

Soplado

¿Las ciudades se hunden o se cubren? Desde las primeras formaciones urbanas los segundos pisos resultaron ser un privilegio escaso, entre más alto más alejado de lo mundano, convirtiendo al segundo piso en un tipo de espacio ideal, mientras el primer piso se va hundiendo hasta quedar más abajo del nivel del suelo, como un espacio subterráneo, más arraigado con lo no ideal.

Éste proyecto intenta reflexionar sobre el continuo cambio del entorno urbano, sobre las capas que cubren sucesivamente lo que en algún momento apareció en un primer nivel y sobre la composición física, residual y anecdótica de la que están hechas estas capas.

Lo que se hunde o se cubre: el polvo que arrastra los carros y cubre las avenidas, el humor de la gente impregnado en el aire, los residuos que se barren -hacia afuera- de nuestras fachadas, la acumulación lenta de señales arrojadas por la ciudad.

***

Soplado es un proyecto que resultó de hacer varios recorridos en la ciudad. Si bien las experiencias están condicionadas por la forma en que habitamos los espacios, nuestro proyecto como metáfora propone recoger distintas experiencias en diversos lugares, simplemente barriendo polvo. ¿Qué recogemos cuando barremos? Sabemos que no es sólo polvo, también son residuos que quedan de otras cosas, cosas sólidas que se muelen hasta ser reducidas a partes menudas; partículas de sólidos que flotan en el aire y se posan sobre los objetos. El trabajo expuesto muestra una serie de líneas (escala de tonalidades) que van del claro al oscuro. Guy Debord escribió que un recorrido propone diversos retos anímicos a quien decide andar a la deriva por la ciudad, nosotros corroboramos que ese tipo de experiencia no sólo es sensible sino que puede ser registrada por la materia, ya que el color del polvo -como nuestro humor- vaun ambiente necesariamente denso, el tono es producto del grado de desarrollo urbano que tiene un lugar, así por ejemplo podemos decir que los matices más claros y amarillos corresponden a zonas más alejadas del perímetro urbano.

***

“…en las exhibiciones que vemos habitualmente nunca hay una exposición real: los objetos presentados se exhiben pero nunca están expuestos. El entorno mismo de presentación procura siempre conservar, proteger y curar al artista y la obra”.

—Víctor Albarracín.

Texto de la exposición That happy felling. La Rebeca, 19 agosto – 11 septiembre , 2004.