Turba / Adrián Gaitán

“¿Cómo nace el carbón? Hay una multitud, estamos tan estrechos, apretados, nos ahogamos los unos a los otros, luchamos encarnizadamente por un mínimo espacio; aglomerados, empujados, pisoteados, nos desinflamos, nos aplanamos, nos comprimimos, nos reducimos, nos penetramos, y así; en un movimiento de torsión extrajimos la luz de nosotros mismos; aplastados, endurecidos, nos transformamos en materia, materia dura de la cual todavía emana el hedor explosivo del miedo. […] estratificación de hombres que se convierten en polvo, tierra, párpado de ojo escondido lleno de la visión de cosas que han pasado. Conseguir ver el ojo de la tierra.”

«Minas» [1991], Penone. El espacio de la mano, op. cit., p. 195-­‐‑197. Cf. Igualmente id., La estructura del tiempo

Cita incluida en Ser craneo, lugar, contacto, pensamiento y escultura de Georges Didi-Huberman. Pag, 16.