Pobre pobreza / curaduría Escuela de Gobierno y Lucas Ospina

Pobre Pobreza: varias miradas

Curaduría Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo (Marcela Villa, Carmen Gutiérrez, Amy Ritterbusch, María Inés Cubides, Sebastián León) y Departamento de arte (Lucas Ospina), Universidad de los Andes

Sala de Exposiciones, edificio Julio Mario Santo Domingo

Inauguración: Martes 10 de febrero, 6 a 8 p.m. 2015

Evento de cierre: Martes 24 de febrero

10 al 24 de febrero
* * *

¿Puede una exposición sobre la pobreza ser una rica experiencia? Quizá suene paradójico, pero observar la pobreza puede ser enriquecedor. Algunos relatos clásicos dan cuenta de ese incesante lucro vivencial que buscamos al contarnos las mismas historias una y otra vez: desde la aleccionadora historia de la pareja que vivía en el estado de bienestar del jardín del Edén y que por no cumplir con un mandato cautelar se vio desahuciada, vulnerable, adolorida, avergonzada por su desnudez, sin techo y obligada a trabajar para comer, hasta el cuento de los dos hermanitos abandonados en un bosque por un padre y una madrastra envilecidos por la miseria.

El contraste entre riqueza y pobreza, tan recurrente en estas mitologías del pasado, es una trama incesante. Hoy, a esa narración le sumamos estudios sembrados de cifras, datos, infografías y estadísticas. Queremos comprender, lograr un aparente entendimiento, alcanzar la promesa de la felicidad o superarla, ver el vaso vacío o el vaso por llenar. Si gozamos del tiempo y los recursos para analizar la pobreza es que, tal vez, no somos pobres, somos educados, y con nuestra ilustración pretendemos ayudar a mejorar la situación, o al menos disminuir la culpa que genera el saber que nuestro bienestar está relacionado, de forma directa o indirecta, con el malestar de otros.

Pobre pobreza es una exposición que da cuenta de la pobreza en el mundo, la que es evidente, irrefutable, la que pende de soluciones que están a la mano y que por razones de interés, incompetencia, desgracia o aparente necesidad no encuentra rumbo hacia un escenario donde se haga lo mejor posible con los recursos disponibles. Este es un ensayo expositivo sobre la pobreza como un área compleja, como un extenso campo donde entran en juego múltiples valores, un paisaje diverso, capaz de enriquecer, contrastar y confrontar nuestra percepción. Pobre pobreza es una experiencia que nos muestra que, inevitablemente, somos pobres, que tenemos una idea pobre del material humano, que ante los grandes espacios millonarios del universo siempre estaremos en deuda, y que persistirá siempre nuestra hambre insaciable de comprensión. ¿Qué tan rica es nuestra mirada de la pobreza?
* * *

“Una pobreza del todo nueva ha caído sobre el hombre al tiempo que ese enorme desarrollo de la técnica. Y el reverso de esa pobreza es la sofocante riqueza de ideas que se dio entre la gente. O más bien que se les vino encima al reanimarse la astrología y la sabiduría del yoga, la Christian Science y la quiromancia, el vegetarianismo y la gnosis, la escolástica y el espiritismo. Porque además no es un reanimarse auténtico, sino una galvanización lo que tuvo lugar. Se impone pensar en los magníficos cuadros de Ensor en los que los duendes llenan las calles de las grandes ciudades: horteras disfrazados de carnaval, máscaras desfiguradas, empolvadas de harina, con coronas de oropel sobre las frentes, deambulan imprevisibles a lo largo de las callejuelas. Quizás esos cuadros sean sobre todo una copia del renacimiento caótico y horripilante en el que tantos ponen sus esperanzas. Pero desde luego está clarísimo: la pobreza de nuestra experiencia no es sino una parte de la gran pobreza que ha cobrado rostro de nuevo y tan exacto y perfilado como el de los mendigos en la Edad Media. ¿Para qué valen los bienes de la educación si no nos une a ellos la experiencia? Y adónde conduce simularla o solaparla es algo que la espantosa malla híbrida de estilos y cosmovisiones en el siglo pasado nos ha mostrado con tanta claridad que debemos tener por honroso confesar nuestra pobreza. Sí, confesémoslo: la pobreza de nuestra experiencia no es sólo pobre en experiencias privadas, sino en las de la humanidad en general. Se trata de una especie de nueva barbarie.”

Experiencia y pobreza

Walter Benjamin

 
Aliados: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (ANSPE), Unicef, Museo Nacional.

Agradecimientos: Fernando Herrera (PNUD), Sofía Paredes (PNUD), Margarita Barraquer (ANSPE), Carolina Blackburn (ANSPE), Irene Bello (ANSPE), Estefanía Pardo (ANSPE), Ana María Salinas (ANSPE), Janeth Ávila (Unicef), Pedro Baracaldo (Unicef), María Victora de Robayo (Museo Nacional de Colombia), Carlos Eduardo Serrano (Museo Nacional de Colombia), Ximena Guerrero (Centro Cultural de la Universidad de los Andes)